Encontrar una empresa con experiencia en la limpieza de oficinas en Gijón es toda una suerte para ti, pues gracias a esa experiencia, sus trabajos no interferirán con el de tus empleados, lo que, a la larga, te evitará muchos problemas.

La primera cuestión importante que hay que determinar es el momento del día en que se van a realizar las tareas de limpieza. Te recomendamos que comiencen en el momento en el que se termine la jornada laboral de tus empleados o, incluso, un poco antes, de forma que los limpiadores puedan empezar sus tareas en aquellas zonas de la oficina donde ya nadie vaya a entrar. Al demorar el comienzo de las tareas de limpieza corremos el riesgo de entrar en horarios nocturnos que, como ocurre en todos los trabajos, tienen que ser remunerados con un plus económico, lo que va a repercutir en tu factura. 

Otra cuestión muy importante es que quienes trabajan en tus oficinas tengan instrucciones muy claras para apagar sus respectivos ordenadores al finalizar su jornada. Para una correcta limpieza de los equipos, es necesario que estén desconectados de la red eléctrica para evitar accidentes. Además, es una medida que reducirá también tus recibos de electricidad.

Si tus oficinas tienen bastante afluencia de público, o son bastante grandes, es recomendable que mantengas un retén de limpieza que se encargue de ir realizando discretamente algunas tareas, pero sobre todo de repasar los baños varias veces al día. Así, si hay algún percance, un café que se derrama, un cristal que se rompe, etc. será recogido de inmediato y tus clientes verán en ese acto una muestra de la eficiencia de tu empresa. Al fin y al cabo, contar con una buena empresa para la limpieza de tus oficinas en Gijón es también una forma de crear buena imagen entre tus clientes. 

Desde Servicios Integrales Covesa ofrecemos la solución y comodidad del servicio de limpieza.